El Hospital Materno Infantil Juan Pablo II, es un programa permanente de salud, de Cáritas Arquidiocesana de Santiago de Guatemala, que promueve el bienestar físico, emocional y espiritual de las personas que lo necesiten

Seguimos compartiendo sobre el sueño de los bebés.

Muchos bebés tienden a despertarse demasiado temprano por la mañana. A veces, este problema puede solucionarse colocando cortinas en la ventanas, para que no entre el sol; en caso de que el bebé despierte, es posible que, al cabo de unos minutos de intranquilidad, vuelva a dormirse. Si esto no funciona, puede intentar mantenerlo despierto una hora más por la noche. No todos los bebés son capaces de seguir durmiendo hasta tarde por las mañanas; muchos se despiertan automáticamente  y están listos para empezar el nuevo día en cuento amanece. Si éste es el patrón de sueño de su bebé, no tendrá más remedio que adaptarse al horario de su bebé. Cuando crezca un poco más (entre los seis y ocho meses), dejarle sus juguetes preferidos en la cuna podría mantenerlo ocupado mientras usted duerme un poco más.

Algunos consejos sobre el sueño de los bebés

A veces, usted puede creer que su bebé se ha despertado cuando, de hecho, está atravesando una fase de sueño ligero. Puede retorcerse, moverse agitadamente y hasta llorar, y, sin embargo, estar dormido. O puede estar despierto pero a punto de volver a quedarse dormido si se le deja solo. No cometa el error de intentar calmarlo en esos momentos; sólo conseguirá despertarlo más y retrasar el momento en que vuelva a coger el sueño. Si, en lugar de ello permite que haga aspavientos y llore unos minutos, aprenderá a volverse a dormir sin tener que contar con su ayuda. Algunos bebés necesitan “quemar energía” llorando para coger el sueño o despertarse. Tanto como quince a veinte minutos de llanto no le harán mal a su bebé. Siempre, asegurarse de que no esté llorando porque tiene hambre, le duele algo o tenga los pañales mojados. Aunque le cueste mucho dejar llorar a su bebé por tan siguiera uno o dos minutos, si lo consigue, a largo plazo será mejor para ambos.

Comentarios en: "El sueño del bebe (segunda parte)" (2)

  1. Bonito artículo, me gusto en sentido del error que cometemos pensando que el bebe desperto y en realidad es durmiendo. Algo nuevo que aprender. Saludos

Los comentarios están cerrados.