El Hospital Materno Infantil Juan Pablo II, es un programa permanente de salud, de Cáritas Arquidiocesana de Santiago de Guatemala, que promueve el bienestar físico, emocional y espiritual de las personas que lo necesiten

La Dra. Susana Soto, Endocrinóloga del Hospital Materno Infantil Juan Pablo II, nos explica sobre la Diabetes Mellitus tipo 1, una enfermedad que afecta a los niños y jóvenes:

La diabetes mellitus (DM) es un grupo de enfermedades metabólicas caracterizado por hiperglucemia (glucosa elevada en la sangre)  como resultado del defecto en la secreción y/o acción de la insulina. Constituye una de las enfermedades crónicas más frecuentes en la infancia con una prevalencia de 1,7 individuos afectados por 1.000 habitantes menores de 20 años de edad.

Generalmente es  producida por la destrucción de la célula pancreática que provoca un déficit absoluto de insulina.

¿Cómo se diagnostica?

Los síntomas de diabetes más frecuentes son poliuria (orinar frecuentemente), polidipsia (sed), y pérdida de peso con el hallazgo de cualquiera de las siguientes alteraciones:

– Glucemia plasmática > 200 mg/dl.

– Glucemia en ayunas (8 horas sin ingesta calórica) mayor  126 mg/dl.

– Glucemia a las 2 horas de una curva de tolerancia oral a la glucosa por arriba

200 mg/dl.

¿Qué síntomas se pueden presentar?

El paciente típico suele acudir a la emergencia  después de unos cuantos días o semanas de no encontrarse bien (menos tiempo en los niños más pequeños) con una historia de poliuria, nicturia (orinar por la noche), polidipsia y pérdida de peso. En ocasiones se pueden presentar con dolor abdominal y vómitos. En los casos más severos el paciente puede presentarse con  cetoacidosis diabética una complicación de la enfermedad que se presenta  con afectación clara del estado general, delgado y con los ojos hundidos. Respira con la boca abierta, lo que provoca  sequedad lingual intensa, la respiración es rápida y profunda, en algunos casos con claras pausas inspiratorias (respiración de Kussmaul) y el aliento es cetonémico (olor a manzanas verdes).

diabetes-mellitus-tipo1_dra-soto

Tratamiento

El objetivo del tratamiento es conseguir un adecuado control de la glucosa  para evitar las complicaciones (agudas y crónicas) asegurando una buena calidad de vida para el niño diabético. A través de la educación diabetológica y basándonos en los tres pilares del tratamiento de la diabetes mellitus (insulina, dieta, ejercicio) se dará el conocimiento necesario a los padres y al paciente para  el monitoreo en casa (autocontrol).

El tratamiento con insulina inyectada sustituye la falta de esta hormona y pretende imitar la secreción interna de esta en el páncreas. Esta ampliamente aprobado el tratamiento con múltiples dosis y varios controles al día lo que llamamos tratamiento intensivo lo cual reduce las complicaciones tanto a corto como largo plazo.

Complicaciones

Los niveles altos de glucemia en forma permanente con el paso de los años puede provocar lesión en las paredes de la venas y las arterias (Vasculopatía) entre las más frecuentes están la retinopatía (enfermedad en la retina del ojo) nefropatía (enfermedad en el riñón), lesión en la envoltura de los nervios neuropatía y lesión en los grandes vasos con riesgo cardiovascular y arterioesclerosis.

Seguimiento

Los pacientes deben de ser controlados en la unidad de endocrinología pediatría, las consultas deben de ser cada mes durante los primeros meses y luego cada 3 meses  y cada año un control anual con exámenes de laboratorio.