El Hospital Materno Infantil Juan Pablo II, es un programa permanente de salud, de Cáritas Arquidiocesana de Santiago de Guatemala, que promueve el bienestar físico, emocional y espiritual de las personas que lo necesiten

La prevención de las enfermedades es el paso más importante de la salud, la Doctora Iliana Calderón, odontóloga de nuestro Hospital, nos informa de lo necesario que es crear hábitos de salud bucal, una rutina de cuidado oral involucrando a la familia completa y siendo un modelo a seguir. Por ejemplo, cepillen sus dientes juntos al mismo tiempo, cada día, para empezar a crear un buen hábito.

El odontólogo debe informar que los métodos de uso doméstico deben ser aplicados o supervisados por los padres o adultos a cargo de los menores de edad o de las personas discapacitadas, de acuerdo a las siguientes indicaciones:

– La higiene bucal en la población infantil menor de un año de edad, se realiza con un paño suave humedecido con agua una vez al día.

– En los niños de 1 a 3 años, el aseo bucal se debe realizar con cepillo de cerdas suaves humedecido después de cada alimento, en caso de usar pasta dental fluorurada se hará en cantidad mínima, existiendo en el mercado pastas adecuadas a cada edad, siempre bajo la supervisión de un adulto para evitar la ingesta de flúor residual.

– En la población a partir de los 4 años, el aseo bucal se debe realizar con cepillo dental y pasta fluorurada, después de cada alimento.

  • Edad Escolar

Durante esta etapa del desarrollo del niño, es muy importante tratar de darles a los niños opciones saludables de bocadillos como vegetales, yogurt o queso, evitando el consumo excesivo de golosinas y dulces.

El riesgo de lesiones orales por deportes es importante considerarlo, por lo que se debe alentar a los niños a usar protectores bucales, mientras realizan deportes, para proteger sus dientes de cualquier potencial accidente, en especial deportes como el karate.

La educación en el hábito de higiene oral debe continuarse y reforzarse además de:

– La protección contra la caries dental, promoviendo el empleo de fluoruros de uso tópico y el control de placa dentobacteriana a través del uso de cepillo e hilo dental. Vía tópica debe realizarse por métodos de uso clínico y de uso doméstico.

– Los métodos de uso clínico deben ser realizados por personal profesional o por personal auxiliar debidamente capacitado e incluyen:

Aplicación tópica de fluoruros en gel, solución para enjuagues y barniz, de acuerdo a la concentración y el caso; debiendo ser más frecuentes en niños con mayor cario actividad o caries dental rampante, aplicación de selladores de fosas y fisuras sobre las piezas dentales sanas y que pueden ser susceptibles a caries dental.

  • Adolescentes

Durante la adolescencia, es común observar el uso de aparatos de ortodoncia, es por ello importante asegurarse de que los adolescentes  sigan las recomendaciones de cepillar sus dientes bien alrededor de los aparatos dentales y usen un hilo dental especial con enhebrador para remover todas las partículas de comida, así como el uso de  protectores bucales mientras realizan deportes para proteger sus dientes de cualquier potencial accidente.

 prevención salud bucal