El Hospital Materno Infantil Juan Pablo II, es un programa permanente de salud, de Cáritas Arquidiocesana de Santiago de Guatemala, que promueve el bienestar físico, emocional y espiritual de las personas que lo necesiten

Fibromatosis Uterina

Los fibromas uterinos también conocidos como miomas, fibromiomas o leiomiomas, representan la patología tumoral benigna (no cancerosos) mas frecuente del musculo uterino y del tracto genital femenino. Sus diversos nombres sugieren su origen en tejido muscular liso y fibroso del útero.

Los fibromas no siempre causan síntomas, su tamaño y localización puede condicionar problemas a algunas mujeres, incluyendo dolor y sangramiento profuso.  Típicamente mejoran  después de la menopausia, cuando los niveles de estrógeno (la hormona femenina  que circula en la sangre) bajan.

El Doctor Jimmy Torres, médico ginecólogo obstetra del Hospital Materno Infantil Juan Pablo II, nos comparte información, así como los síntomas y diagnostico

Los miomas pueden ser asintomáticos, por lo que no se tiene certeza de su incidencia real, pero se estima que los presentan una de cada cuatro mujeres en edad reproductiva, llegando a afectar al 20-40% por ciento de las mujeres mayores de 30 años.

Suelen diagnosticarse en la tercera y cuarta década de la vida, son muy raros antes de la pubertad, y después de la menopausia no suelen aparecer nuevos miomas y, los que tenga la paciente en ese momento, probablemente disminuirán de tamaño, aunque no desaparecen. Si crecen después de la menopausia es señal de que se está produciendo una degeneración secundaria, que en algunos casos (los menos) podría ser una transformación tumoral maligna (leiomiosarcoma).